17 ago. 2008

¿Por qué se puede pintar el Verbo encarnado?

(Bibliografía: El Icono, Esplendor de lo Sagrado, P. Alfredo Saenz)

"El que no cabe en todo el mundo se encerró, se autolimitó. El inabarcable se clausuró en el seno virginal; el que era inmenso, se hizo pequeño; el que traciende todo sitio, se sienta, se reclina; el que está más alla de todo lugar fue puesto en el pesebre; el que es más antiguo que todo tiempo, crecía en edad y progresaba; el que es sin figura, fue visto en figura de hombre y el que es incorpóreo, tomando cuerpo, dijo a sus dicípulos: TOMAD, COMED, ESTO ES MI CUERPO."

Como dice el Padre Saenz el arte de la iglesia debe hablar el mismo lenguaje que la encarnación y expresar con los elementos de la materia a Aquel que "se digno habitar en la materia y obrar nuestra salvación a traves de la materia".
En los iconos no se pinta la parte humana, sino que se pinta la Persona. Se usan elementos de la materia, como la tabla, la pintura, la persepectiva y la luz, para acentuar que no se busca representar lo que es propio de este mundo. Por ejemplo la perspectiva no existe. Las proporciones de las facciones no son correctas: la boca es muy pequeña en comparación con los ojos porque acentúa la idea de contemplación y silencio. Jesus, aunque pequeño al lado de la Virgen, no tiene cara de niño sino que es un hombre sabio. No existen sombras: la luz no ilumina sino que irradia de las personas ya que están en gracia con el Señor.

Un retrato representa a un ser humano ordinario pero el icono representa a un hombre unido con Dios. El icono es inteligible en referencia a lo que lo trasciende: Jesus, la Virgen Maria, los apostoles, los ángeles, los santos y los mártires. Los iconos evocan la tracendencia, busca impulsar al espectador más allá de lo que ve y capta a primera vista. Está pensado para que lo oculto se hiciese manifiesto. La imagen no nos ayuda a entender nada más. No es un debillitamiento, una imitación más o menos. Es lo que nos permite entrar en la escencia misma. La contemplación del icono exige un acto de fe, una participacion activa e incorporación de al belleza transformadora del Señor.

¿Por qué se puede representar al Verbo encarnado? La Madre del Verbo encarnado es la que posibilita el icono de su hijo. El Kontakiondel Triunfo de la Ortodoxio canta: "El Verbo ilimitable del Padre se ha hecho limitable encarnadose en ti, Madre de Dios."
La Virgen Maria le dio la "abreviación" al Verbo. El hijo es imagen de sus padres. Entonces procediendo de Dios, Jesus es ilimitado pero tambien procede de María por lo que es limitado. La madre de Cristo no fue una mujer etérea, sino que fue de carne y hueso. María no es un ser celestial o angélico carente de cantidad. Si hubiese sido asi Cristo no hubiese podido ser tocado, ni hubiese podido morir. Un himno canta: "Aquel que, ilimitable en el seno del Padre, está ahora sentado, limitado, en tu seno, Purisima, revestido de tu aspecto".

No hay comentarios:

Publicar un comentario